Estás aquí
Inicio > Destacado > Cristóbal Arias con Firmeza en MORENA para la Gubernatura

Cristóbal Arias con Firmeza en MORENA para la Gubernatura

Comparte

No hay suspicacias. Cristóbal sigue firme en Morena y rumbo a la gubernatura.

Escribe: Javier Lozano

La extensa madurez y sobre todo la experiencia del Senador Cristóbal Arias Solís, lo han situado como uno de los políticos más sobresalientes del estado; inclusive, ante la opinión pública en estos momentos constituye el rostro más importante para conquistar el Solio de Ocampo. No es obra de la casualidad, sino de las causalidades que por años ha trabajado con perseverancia y tenacidad a través de un pensamiento que alimenta y se guía por contribuir en un proyecto de nación inherente bajo el liderazgo de Andrés Manuel López Obrador. De eso hay evidencia y hechos que fundamentan que, durante décadas, ambos luchadores sociales han coincidido en la construcción incipiente de una democracia que a lo largo de la historia fue manipulada; juntos, destacaron en la formación de la defensa del voto popular.

Esa trayectoria se la ha reconocido por toda la geografía michoacana al senador Cristóbal Arias Solís; asimismo, presenta un grandísimo conocimiento de todos los rincones que durante varios periodos recorrió por años. Esa visión lo dota de credibilidad para transitar con la cara en alto como un político incorruptible, intachable y honesto que surgió con una capacidad natural apoyada por el enorme cariño que posee por Michoacán; eso lo convirtió en un símbolo de los movimientos progresistas de izquierda. En ese encuentro con la histórica, comenzó a figurar y resaltó como una de las piezas claves del engranaje de del esquema reformista del presidente Obrador.

Ese liderazgo, lo puso nuevamente en el terreno sociopolítico. Esta vez, como el favorito para llegar al despacho de la administración en Michoacán en 2021, como abanderado de Morena y de las fuerzas progresistas; resultó que, la opinión pública en general, y, la militancia del propio partido de regeneración nacional han promovido la figura de Cristóbal Arias Solís en los pronósticos y en los ejercicios que han reconocido que las preferencias que cargan poderosamente a favor del oriundo de Churumucho. Eso, evidentemente es una señal de que el legislador es considerado mayoritariamente por las bases de Morena en nuestro territorio; tal es así, que todas las encuestas sostienen el mismo patrón numérico; esos argumentos, son inocultables porque sus valores cuantitativos demuestran que Arias Solís a diferencia de los demás, es el candidato idóneo que destacó por el nivel político.

Quizá eso, comenzó a generar ansiedad y mueva las emociones de muchos políticos que han manifestado un grado mayúsculo de frustración porque por razones obvias ejercen menos capacidad de arrastre; en esa lógica, han tomado un elemento que siempre sale a flote cuando permea la desconfianza: la guerra sucia. Y, a groso modo, los buscan canalizar a través de distintos mecanismos, y con algunos comunicadores que se prestan al trabajo sucio.

Sin embargo, está bastante claro que la militancia de Morena ha depositado la confianza en Cristóbal; y no tengo duda que lo seguirá realizando puesto que hay una tendencia homogénea que generó el fervor. Entonces, los que cuestionan—son aquellos actores que se atormentan y se ubican muy por debajo de los parámetros competitivos del nivel de una elección estatal para gobernador. Aunque, estemos en términos políticos en la antesala del proceso previo, estamos viviendo una fase que anunció el marco de los comicios con un ingrediente que nunca puede faltar en una contienda en el que se utilizan estrategias y mecanismos de descalificación; no obstante, el detrimento no alcanzará ya que la postura de la base morenista tiene una identificación por un fenómeno que motivó nuevamente. De esa popularidad, implicó la influencia de un líder natural que ha desempeñado un rol clave en el territorio, y, que ahora, se perfila como el mejor para la competencia que se avecina; inclusive, con un pie dentro de esa fase tan anhelada porque se han sumado factores determinantes que concluyen la transición favorable. Una de ellas naturalmente son las encuestas; también, la transparencia que trabajará él gobierno federal sin manchar la autonomía del INE (no queremos otro 1992); y por último, no veo por donde la oposición logre penetrar sí transita un desinterés del colectivo por el BOA. La desiluación de observar al PAN, PRD y PRI, será la punta de lanza de la ignominia que expulsará por completo la concepción absurda de traicionar los principios y los valores doctrinarios. Pero, nada les importa, pese a que, en virtud, el panorama al Boque Opositor Amplio es catastrófico.

Morena esta firme con CAS. Y, se posicionará aún más con el liderazgo de Cristóbal Arias Solís. A pesar de la intentona por mermar el destacado desempeño del Senador, será inútil porque hay coincidencias que señalan que los comicios serán muy similares a los del 2018. Postularan a los candidatos mejor evaluados en la percepción de opinión pública para acceder a los puestos de elección, esa lógica se encauzó con el mismo Andrés Manuel López Obrador.

No hay suspicacias. Cristóbal sigue firme en Morena y rumbo a la gubernatura.

Deja un comentario

Top