Estás aquí
Inicio > Destacado > Impuestos digitales, terreno parejo.

Impuestos digitales, terreno parejo.

Comparte


Hugo Rangel Vargas.


Desde 2006, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, publicó un documento denominado “El futuro de la economía digital”, y para 2014 sus países miembros se enfilaban a tomar medidas técnicas en materia tributaria que tendieran a eliminar la erosión de la base imponible y el traslado de beneficios que deriva del hecho de la globalización de la economía y de la cada vez mayor intensidad con la que se incorporan las tecnologías de la información y las comunicaciones a la producción de bienes y servicios en el mundo.
En el documento denominado “Como abordar los desafíos fiscales de la economía digital”, publicado en 2014, la OCDE plantea que uno de los grandes problemas de los regímenes fiscales en el mundo se encuentra en el tema del Impuesto al Valor Agregado. “La recaudación por IVA en transacciones de empresa a consumidor representa un tema crucial que ha de abordarse con inmediatez para proteger los ingresos fiscales e instaurar unas condiciones equitativas entre los proveedores extranjeros y los proveedores nacionales”
Por años, grandes corporaciones como Google, Amazon, Netflix, Uber, Facebook y otras; han aprovechado la inexistencia de acuerdos globales para gravar sus actividades. Y es que el hecho de que estas compañías obtengan ingresos en lugares alejados de sus domicilios fiscales, o bien de que comercien bienes intangibles, tales como datos personales; genera una dificultad importante para el cobro de tributos por parte de la autoridad.
En México la autoridad hacendaria ha puesto ya en marcha el cobro del IVA a la descarga o acceso a determinados servicios en línea a través de plataformas digitales que cobran a sus usuarios por estos servicios. Pero no es el único país del mundo en el que este impuesto está entrando en vigor y Chile anunció apenas hace unos días el cobro de un 19 por ciento del mismo impuesto al consumo a la plataforma Netflix.
Esto llega en buen momento, ya que el gobierno mexicano está urgido de incrementar su raquítica recaudación fiscal para hacer frente a la coyuntura actual que alerta sobre una crisis global derivada de la pandemia del nuevo coronavirus, en la que se requerirá de un gasto público importante orientado a inversiones y programas anticíclicos.
Hay que recordar que México es el quinto país de la OCDE que menor recaudación de impuestos tiene como proporción del PIB y que es nuestro país el que menos recauda por concepto de IVA. La recaudación esperada por concepto de gravar la economía digital en su conjunto, en el caso de México, equivaldría a 4.3 mil millones de pesos, esto se equipara al presupuesto que destinó en 2020 el gobierno de Michoacán a toda la Secretaría de Salud.
Existen, sin embargo, diversos retos que el cobro de impuestos a estas plataformas depara, estos derivan de la necesidad de dotar de un marco tributario equitativo entre empresas nacionales y extranjeras, mismo que no signifique un lastre para la competitividad y el desarrollo de la economía digital. Pero estos deben ser debatidos en un entorno global, en el que México apenas ha dado un primer paso con el cobro del IVA.
Twitter: @hrangel_v

Deja un comentario

Top